El desarrollo de las tecnologías de la información han ayudado a marcar un antes y un después en los procesos de la industria retail, buscando satisfacer las demandas actuales del mercado y enriquecer la experiencia de compra de los consumidores.

Responder a las necesidades de los compradores va más allá del servicio final que se les brinda; para atraer, cautivar y fidelizar a las personas es necesario tener una estrategia y gestión, que involucre cada aspecto de la cadena de valor de una marca.

Es por esta razón que la tecnología funge como una herramienta sumamente importante para innovar en las formas que se presta un servicio y poder adaptarse a las tendencias cambiantes a nivel global.

En el caso de México, el retail aporta a la economía nacional 18,200 millones de pesos al Producto Interno Bruto (PIB) anuales, de acuerdo con cifras de la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD). Tal es la importancia del sector en el país que no pueden pasar por alto los cambios en el comportamiento de sus consumidores.

“La automatización de los procedimientos logísticos, el creciente uso del comercio electrónico y la personalización de los servicios, son algunos de los avances que están definiendo el nuevo panorama del retail en el mundo”, comentó Larry Lambert, gerente senior de Programas de Marketing en Latinoamérica para Manhattan Associates.

“A partir del próximo año ya estaremos viendo mucho más en acción el uso de estas tendencias en retail. Es una oportunidad para las organizaciones de innovar, pues aquellas que no lo hagan dejarán de ser relevantes”, aseguró Lambert.

Las Tecnologías de la Información (TICs) facilitan la ejecución de estas nuevas tendencias que veremos incrementar su popularidad en los siguientes años. Aunque algunas ya se están incorporando en las empresas, otras tantas están ganando notoriedad.

  1. Automatización: Las actividades frecuentes de una empresa como la administración de la logística, atención a cliente, de los catálogos, los almacenes, etc., son optimizadas a través de la automatización. Su correcta implementación tiene impacto en las ventas.
  2. Digitalización de los espacios físicos y virtuales: Especialmente en las tiendas digitales de muebles o decoración de interiores tienen una opción en sus páginas con la que los usuarios pueden ver como quedaría el producto antes de comprarlo.

Por otro lado, en las tiendas físicas se están comenzando a instalar probadores virtuales y catálogos digitales en tabletas electrónicas en lugar de ofrecerlos de manera impresa.

  1. Entregas con drones: La industria de los drones está siendo más controlada y, actualmente, se necesitan incluso licencias oficiales para conducirlos. Los envíos con drones son más eficientes, económicos, rápidos y amigables con el medio ambiente.
  2. Facilidad de cobros: Las tecnologías como las NFC (Near Field Communication) han cubierto una necesidad en la que simplifican los cobros. Sólo hace falta un dispositivo móvil, lo que reduce los pagos con dinero en efectivo o incluso reducen el uso de las tarjetas de crédito o débito.
  3. Beacons: Se trata de sensores que funcionan a través de Bluetooth. Se utilizan para obtener información del comportamiento de los consumidores y crear estrategias de marketing personalizadas.

Estos son solo ejemplos de algunas de las muchas TICs que estarán en pleno auge en los próximos años. El sector retail está viviendo un cambio progresivo, poco a poco, aprovechará todos los beneficios de los avances tecnológicos para adoptarlos y eficientar tanto las tiendas en línea, como los puntos de venta físicos.

 

Manhattan Associates.