Un cambio en los sistemas puede optimizar, mejorar y hacer más eficientes los procesos del área operativa, señala ejecutiva de La Moderna durante el Manhattan Exchange 2017

Implementar nuevas tecnologías en la cadena de suministro permite eficientar las operaciones y mejorar las oportunidades de negocio, así lo compartió Tania Acevedo, Líder de la Cadena de Suministro La Moderna, al expresar que el año pasado implementaron el sistema WMS (warehouse management system o sistema de gestión de almacenes) en los centros de distribución (CEDIS) del Grupo La Moderna a fin de optimizar, mejorar y hacer más eficientes los procesos en dicha empresa.

Mencionó que debido a la estrategia de expansión y a los avances que el grupo ha registrado en los últimos años, se enfrentaron a diversos retos, entre ellos, la exigencia de eficiencia y modernización en los procesos, por lo que decidieron que los sistemas que manejaban (EPR) eran obsoletos; como tenían muchos controles manuales la operación era muy lenta y, aunque los datos eran confiables, tomaba tiempo tener la trazabilidad del producto. Además, identificaron áreas de oportunidad en el surtido de productos debido a la fecha de caducidad y cada vez la operación se hizo más compleja.

Así que la implementación inició en el CEDIS de Toluca, Estado de México, el más grande y que representa el 60% del total de ventas en la compañía, con “flujos complejos”, y después buscaron replicar en todos los centros del grupo. No obstante, encontraron que la industria de almacenamiento no era la ideal para el tipo de productos de La Moderna, una falta de estandarización y actualización de procesos y resistencia al cambio por parte del personal.
Por lo tanto, redefinieron la estrategia de proyecto, requirieron capacitación, cambiaron procesos en las áreas de distribución y en las plantas. Con las lecciones aprendidas, decidieron intentarlo en un almacén pequeño, con una operación controlada y con flujos menos complejos. Y empezaron con los procesos de distribución en Estados Unidos, principalmente, en el centro de Laredo y como líderes del proyecto; actualmente trabajan en el centro de California.

Los resultados positivos al día de hoy, van desde mejor aprovechamiento con el nuevo lay out;  ejercicios de trazabilidad que han permitido tener en tiempo ‘récord’ la información actual de LPM de dónde salieron los productos y dónde están; mejoras en el surtimiento y control de las fechas de caducidad; y mayor utilización de espacios; aunque aclaró que falta continuar con la labor de actualización de los centros en México, así como en sistemas de voz, que lleva 70% de avance, señaló la ejecutiva en el marco del Manhattan Exchange 2017.

Acevedo recalcó que ningún proyecto avanza sin el apoyo de la alta dirección de las empresas, por lo que analizar y evaluar en conjunto las decisiones también garantiza el éxito de las nuevas ideas o propuestas. Hizo hincapié en la importancia de la implementación de nuevas tecnologías por parte del área operativa, ya que es la “que domina la operación, saben en qué puntos pueden verse afectados, conocen todas las exigencias en el día a día, pueden identificar de un manera más óptima las necesidades que se tienen, por lo tanto, al momento de la implementación tienen visibilidad, que tal vez no tenga o no conozca el área de tecnología porque no está con ellos diario”.
En cuanto al cambio de EPR por WMS, añadió que todo depende de la operación y de la empresa. Y recordó que hasta el 90% de los trabajadores de La Moderna tiene una antigüedad de más de 30 años, “ha sido difícil que se adapten a las nuevas tecnologías, sobre todo a los nuevos procesos porque están acostumbrados a trabajar con herramientas distintitas, sin embargo, los nuevos proyectos rompen paradigmas”, mencionó la ejecutiva.
Perspectivas en el contexto del TLCAN
Para Luis de la Calle, Director y Socio Fundador de De la Calle, Madrazo y Mancera (CMM), la cadena de suministro de las empresas y en el comercio mexicano no se verán afectados por las nuevas negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), “aunque sí se pueden encarecer un poco por los aranceles que se cobrarían entre México y Estados Unidos”.
Sin embargo, aclaró que los aranceles que México paga hacia ese país son relativamente bajos y que los que se pagan para entrar a México, podrán ser más elevados, por lo que “el gobierno mexicano debe hacer un esfuerzo para abrirse más con la Unión Europea, con Canadá, con Japón para que el comercio pueda permanecer competitivo y que las empresas puedan usar de manera competitiva los insumos”, aseguro en entrevista.

Un efecto que también será compartido por las Pequeñas y medianas empresas ya que tienen poco riesgo económico con este tratado porque el impacto en aranceles es menor, “se encarecerían algunos insumos, pero lo más importantes es la reacción para proteger a las Pymes de asegurar desde el gobierno que los insumos, que son necesarios para la producción, para la venta, para el empaquetado, etcétera, sean con precios competitivos”.
En cuanto al comercio electrónico y una mejor posición para las empresas de México, Canadá y Estados Unidos, De la Calle dijo que más que un contexto de competencia con otros países que no forman parte del tratado, se deben ver oportunidades, por ejemplo, “México tiene que ver a China como una oportunidad de mercado, no solamente como un mercado, aunque es un reto muy importante para todos porque somos su principal competidor.

“Pero lo que no saben los mexicanos es que México es ya suficientemente competitivo para competir con ese país para exportar muchos productos”, señaló el experto y también subsecretario de negociaciones comerciales internacionales en la Secretaría de Economía y ministro para asuntos comerciales de la embajada de México en Estados Unidos, cuando participó en el diseño e implementación del tratado con de libre comercio.
Durante su participación en el Manhattan Exchange 2017 en la Ciudad de México, el experto refirió que los temas que preocupan en las renegociaciones del tratado, además de los ya expuestos líneas arriba, están las reglas de origen y los procesos relacionados, la propiedad intelectual, la administración aduanal y facilitación del comercio, lo relacionado a la exportación de textiles y prendas de vestir, el trato nacional y acceso de mercancías al mercado y comercio trasfronterizo de servicios.

Asimismo, expuso que México tiene gran capacidad para competir con China, y reiteró que en los meses que van del 2017, el país ha registrado una de las tasas más altas de crecimiento en exportación de toda su historia en participación de mercado y que está entre los principales proveedores de Estados Unidos en los últimos 30 años.

La omnicanalidad es la tendencia en logística

La séptima edición del Manhattan Exchange trató diversos temas de logística, como cadena de suministro y omnicanalidad, en este último, José Ambe, CEO de Logística de México, aseguró que es la tendencia logística más importante en estos momentos, “es llevar la logística y la cadena de suministro al consumidor, asegurar que se beneficie de la cadena, que las empresas puedan aprovechar las localizaciones de inventarios para optimizar las cantidades que deben de tener en cada localización y poder darles una mejor y mayor rotación”.
Expresó que en países de primer mundo esta tecnología es una realidad y que en México es la punta de lanza para los próximos años en la logística del país. Y para lograrlo, señaló que a través de su centro de investigación en la India, Manhattan Associates está renovando y reinventando las herramientas tecnológicas en omnicanalidad, ya que la empresa controla actualmente cadenas de suministro en Estados Unidos en las cuales existen alrededor de 2 mil puntos de venta en una sola cadena.

“Y gracias a la ommicanalidad, las empresas han logrado eficientar y optimizar sus inventarios en más de 30 a 40%”, afirmó el ejecutivo. Un tema del cual el sector detallista se va a beneficiar más, ya que una cadena que no se dedica al retail, pero se dedica a la distribución, “por lo general tiene sus inventarios muy concentrados en pocos puntos y la omicanalidad beneficia, principalmente, a todas aquellas cadenas que tienen múltiples puntos de venta y múltiples puntos de inventario”.
En este sentido, la omnicanalidad permite liberar el inventario de un punto en el retail para asegurar que el inventario esté disponible para todos los puntos en todos los mercados y en todas las plataformas, como comercio electrónico, venta tradicional o venta por catálogo, sostuvo el también partner de Manhattan Associates en México.
Ambe agregó que en temas de inversión económica y de retorno de la misma, los tomadores de decisión deben evaluar financieramente las decisiones, sobre todo en cuanto a los beneficios a futuro que puede otorgar una implementación de tecnología “dejemos de hablar de caro y barato, empecemos a hablar de qué retorno y qué beneficio me va a dar en la organización”, aclaró.

Finalmente, opinó que la logística es lo que ha revolucionado a los países, y que la competencia hoy en día no está por la empresa que tiene el mejor producto, sino por quién tiene el producto adecuado en el momento y en el lugar adecuado “y eso se llama logística y la competencia del futuro será por ahí”, expuso el directivo.